Lo único que tenemos en la vida para convertir en dinero es el tiempo, y digo dinero porque está usted en una web que habla de cómo vender más, pero si quiere también lo puede llevar al plano de las emociones y sustituir la palabra dinero por felicidad, salud o amor.

Entonces, si sólo convertimos el tiempo en cosas que nos pueden hacer más felices, ¿qué cojones hacemos perdiendo y regalando nuestro excaso recurso a los listos de facebook, linkedln, instagram etc..?

Pues estamos haciendo el tonto, eso es lo que hacemos, no vale para nada lo halláis estudiado aquí o allí, que tengáis este o aquel master, y me da igual que halláis opositado durante 4 años; hay decenas de entretenimientos más enriquecedores y saludables que las redes sociales.

No me canso. Me da rabia el haber tardado tanto tiempo de mandalas todas a la “m”. No he sido capaz de encotrarlas una utilidad para mi vida o mi negocio fuera del tiempo que he tirado y que no he destinado a otra cosa más interesante.

Ah si, que tú eres de los que encuentra clientes en linkedln, yo también tengo un amigo que cierra los negocios en los puticlubs. Pues nada, si te funciona, sigue haciéndolo, pero revisa a cuánto te ha salido la hora de red social.

Febrero 2018