Si tenéis un negocio, no escatiméis en invertir en cualquier herramienta que esté orientada a más ventas, me da igual la que sea:

un curso
una campaña publicitaria
un nuevo producto
una promoción a corto plazo
una feria
un evento
merchandising
una nueva imagen corporativa
etc..

Todo, y cuando digo todo es todo, aquello que hacéis y hacemos para vender más, tengáis o no resultados a corto plazo, le hará bien a vuestro negocio, pero como somos unos impacientes de pelotas, queremos resultados ya y eso es IMPOSIBLE, repito, IMPOSIBLEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE.

Contaba Rockefeller: – el último dolar que te quede, inviértelo en publicidad.

Para el año que viene pensad en el presupuesto de ventas, pero pensad también que para que lleguen las ventas, las nuevas ventas no las recurrentes, tiene que haber una contrapartida en gastos que esté orientada a esas “Herramientas” que sirven captar nuevas ventas y/o nuevos clientes, o ¿qué crees?, ¿qué los nuevos clientes te llegarán por casualidad?

Las herramientas de la comunicación son múltiples y a veces complejas, eso es cierto, la dificultad reside en dar con la o las que mejor se adecúan a tu negocio, producto o servicio y luego esperar resultados, pura alquimia, ya lo sé, pero decía Arquímedes, dame una palanca y moveré el mundo.