Todo se puede reinventar, y para muestra este botón en el que estoy inmerso.